El Programa de Voluntariado en residencias de mayores tiene el objetivo de  cooperar con la dirección y trabajadores sociales de las residencias para que los usuarios reciban una atención individualizada.

En sus visitas semanales, los voluntarios hacen compañía a los residentes, pasean con ellos, participan en actividades lúdicas y ayudan en terapias de recuperación de memoria, motivación o manipulación de objetos.