El pasado 20 de diciembre tuvo lugar la selección de los proyectos finalistas del Desafío de Talento Solidario 2016 [link] de la Fundación Botín [link], un programa encaminado a apoyar ideas innovadoras en beneficio de la población migrante y refugiada. Un comité de expertos, formado por representantes de entidades como UNICEF, Fundación Accenture, Fundación Caja Navarra, Fundación PwC, Fundación Botín, Fundación KPMG, Fundación Mashumano, Acnur Comité Español, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, e ISDI, fue el encargado de seleccionar las propuestas más innovadoras y sostenibles del Desafío Solidario 2016. Una de las tres propuestas ganadoras fue Horizon One to One. Pacto local por la integración a través de un sistema global de mentorización. Os contamos en qué consiste este proyecto integrador.

Azahar es de origen libanés, lleva tiempo en España y actualmente recibe alguna ayuda pública para facilitarle la integración en nuestro país. Pero aun así, ella sigue desorientada… porque solo conoce la asociación de acogida que le está ayudando estos meses. El 70% de los inmigrantes que se encuentran en España tienen problemas en la integración de su barrio… ¿Estamos ante una crisis de difícil solución?

Horizon One to One es un proyecto colaborativo en el que participan varias entidades y cuya finalidad es crear un sistema global de mentorización que dé apoyo personalizado a la persona refugiada en tres áreas fundamentales: en su vida cotidiana, en su búsqueda de empleo, y en la sensibilización e información en el barrio donde va a vivir. Al igual que una gota de agua se integra en el mar plenamente y sin problema -porque son de la misma naturaleza-, el sistema global de mentoring parte de que la persona refugiada es un ser humano como los vecinos del barrio donde va a vivir. La alusión al agua  –H2O– sirve para trabajar con la idea de que el sistema debe ser sostenible y extensivo en tiempo y espacio, un Horizonte de integración total de todos y en ambas direcciones, persona a persona, one 2 one (one to one).

 

Con el objetivo de buscar un mayor impacto social sobre esta población vulnerable, se han reunido en esta Comunidad H2O cinco organizaciones que trabajan a favor de la población refugiada, y que se complementan en sus actuaciones aportando cada una sus conocimientos, buenas prácticas, especialización e implantación territorial:

 

  • Alioth Social [link], con experiencia en la utilización de las artes y la creatividad como herramientas de desarrollo comunitario;
  • CODESPA [link], pionera en la alianza del tercer sector con el mundo de la empresa, así como en la evaluación del impacto del voluntariado;
  • Desarrollo y Asistencia [link], entidad consolidada de voluntariado, con experiencia en el acompañamiento a personas refugiadas, así como la mentorización para la búsqueda de empleo;
  • Murcia Acoge [link], miembro de la Red Acoge, promotora desde 1991 de los derechos de las personas inmigrantes en España, a través de la creación de espacios de acogida, diálogo y encuentro;
  • ONG Rescate Internacional [link], dedicada desde 1960 a la atención de personas refugiadas, desplazadas y víctimas de los conflictos fuera y dentro del territorio español.

 

Además de estas entidades, el Observatorio URJC para el estudio y desarrollo de innovaciones en el ámbito educativo [link], de la Universidad Rey Juan Carlos, se ha incorporado al proyecto como socio clave, para incluir estudiantes universitarios como voluntarios del mismo, además de aportar herramientas para la evaluación del proyecto piloto.

 

El camino no ha hecho más que empezar, y aún tenemos un largo período de trabajo ilusionante por delante. Os iremos contando nuestros avances, nuestras alegrías y nuestros tropiezos. Y no descartéis que os pidamos consejo o que os involucréis de alguna forma. Se trata de un proyecto que esperamos que sea semilla de muchos otros. Porque la solidaridad y el respeto por los derechos humanos no entiende de fronteras…