Evalua2 es un proyecto piloto de Desarrollo y Asistencia, que pretende implantar la cultura evaluativa en la organización a través de los propios voluntarios, los usuarios y las instituciones de referencia con las que colaboramos.

Este proyecto comenzó en 2015 cuando se aplicó al Programa de Apoyo a Personas Sin Hogar, tras su éxito se incorporó en 2016 al Programa de Actividades con Personas con Discapacidad Intelectual y en 2017 por el éxito en los anteriores proyectos le correspondió el turno al programa de Domicilio.

Podemos afirmar que el proyecto; EVALUA2 ha tenido una repercusión positiva en todos los programas a los que se aplicó. Por ello se pretende incorporar en 2018 en todos nuestros programas y de forma transversal a toda nuestra organización.

“Podemos afirmar que el proyecto; EVALUA2 ha tenido una repercusión positiva en todos los programas a los que se aplicó.”

Hemos visto, que en los voluntarios aumenta la fidelización y participación, es decir que se sensibiliza y motiva al voluntario. Se consigue que este se involucre al 100%. Para las personas a las que acompañamos, con este nuevo planteamiento, ven una posibilidad nueva y fácil de relacionarse con los voluntarios y sus centros. Para las organizaciones, tener estos datos, les permite crear nuevas estrategias y objetivos para con sus usuarios. Lo que les permite evolucionar con el uso de estos datos en la senda correcta para que nuestro voluntariado sea cada vez más eficaz.

El proyecto EVALUA2, además, pretende fomentar el envejecimiento activo e integral, promocionando la autonomía de las personas mayores convirtiéndolas no sólo en piezas fundamentales de cambio social, sino también en promotores y evaluadores para la mejora del programa de voluntariado que realizan. Los mayores voluntarios se convierten en protagonistas de la mejora de sus iguales y de su propia mejora en tres niveles:

Los mayores como agentes solidarios ejerciendo un voluntariado de acompañamiento a otros mayores vulnerables.
Los mayores que promueven su propio envejecimiento activo a través del voluntariado y la participación social como forma de prevenir y mejorar su propia autonomía, su autoestima y empoderamiento.
Los mayores como agentes transformadores participando en la evaluación y mejora continua del proyecto.

“La naturaleza innovadora del proyecto es la atención integral de los mayores, en un proceso donde aprenden y emprenden el envejecimiento activo y la participación social, al tiempo que atienden a otros mayores en situación de dependencia o semi dependencia.”

Se incorpora la cultura evaluativa al programa a través del propio voluntario mayor, se le dota de la capacitación y las herramientas para que asuman en primera persona la necesidad de evaluar, medir y valorar el programa en el que participan de cara a mejorarlo; y para que ayuden al usuario mayor a participar también en dicha evaluación. Se trata, por tanto, de construir un círculo virtuoso de acción ciudadana a través del voluntariado en que los mayores alimentan y mejoran el propio programa, buscando como última finalidad la mejora de su propia autonomía y entorno social, y la de sus iguales.

“Construir un círculo virtuoso de acción ciudadana a través del voluntariado en que los mayores alimentan y mejoran el propio programa”